El Bullying. Como enfrentarlo.

Bullying. Como enfrentarlo.

La palabra “bullying” proviene del término anglosajón “bully”, y significa matón o abusón. El acoso en la escuela siempre ha existido, pero afortunadamente cada vez es más visible, ya se nombra, y como consecuencia se hace real, y ya lo toleramos menos. En España, aunque se tengan claros los protocolos de actuación que deben llevarse a cabo, las instituciones involucradas pareciera que están tardando mucho más que la sociedad en darle la gran importancia que tiene. Es un problema difícil de calibrar dadas sus características, pero por supuesto no el imposible que a menudo, nos hacen ver, sólo hay que estar atento ante las posibles señales. El clamor social pide protección para las víctimas y una adecuada mediación e intervención. La realidad es bien distinta, habiendo una clara tendencia en los colegios a no hacerse cargo de manera suficientemente efectiva de estos casos, los cuales llevan de la mano gran cantidad de sufrimiento, en el presente, y con mucha probabilidad en el futuro, dejando importantes secuelas psicológicas en las personas.

En nuestro país lo sufren 1 de cada 10 niños, y aunque afortunadamente se han reducido los casos de una manera drástica, los que se registran son infinitamente más graves que antes.

Características del acoso escolar.

  • Es acoso entre iguales, y se trata de una conducta de hostigamiento, intimidación y persecución física y/o psicológica de uno o varios chicos o chicas contra otro. Se trata de acciones intencionadas, injustificadas y reiteradas.
  • Intencionalidad por parte del agresor. Su finalidad es la de hacer daño.
  • Repetición de la acción en el tiempo. Un hecho aislado, por muy grave que sea, no puede considerarse acoso escolar.
  • Desequilibrio de poder. Una situación en la que la víctima no puede defenderse por si misma ya que hay una desigualdad de poder física, psicológica o social.
  • Personas involucradas:

– Víctima.

– Agresor  o  agresores.

– Espectador  o espectadores.

Participantes y como romper la dinámica de actuación de un caso de acoso. Fuente: Save the Children.

 

En la actualidad hay menos casos de acoso escolar, pero son más crueles, más violentos, más graves. Conclusión del último estudio  elaborado por la Fundación Mutua Madrileña y la Fundación ANAR, que ha detectado 590 casos en 2017, frente a los 1.207 de 2016.

Ha descendido el número de mujeres agresoras. Hay menos que agreden y lo hacen menos en grupo. Parece que la educación en inteligencia emocional y valores está llegando mejor a las mujeres, que son las que más están ayudando a que estas situaciones no se produzcan. Tenemos que conseguir que el hombre identifique que no es cuestión de género, que no se es más popular por ser el macho alfa de la manada. La prevención tiene que ver con la formación en género, y cuanto antes empecemos, mejor.

Como detectar el bullying.

No quiere ir al colegio. El niño o niña sufre apatía, tristeza, muchos cambios de humor, agresividad, nerviosismo, angustia, dolores de barriga/cabeza, dificultades para conciliar el sueño, pesadillas, descenso de notas, pérdida de objetos o rotura, moratones o demasiados accidentes.

¿Qué hacer ante un caso de acoso?

Estar atento a las señales, si habla escucharle y creerle, mostrarle nuestro apoyo incondicional, reforzar la idea de que él no lo merece y no ha hecho nada y vamos a buscar una solución juntos, potenciar la autoestima, el respeto hacia si mismo y la asertividad, incluir a la familia, buscar alternativas de ocio y rutinas socializadoras.

Acciones con el centro educativo.

Primero hablar con el niño a ver si quiere decirlo él o prefiere que seamos nosotros. Ponerlo en conocimiento del centro. Identificar personas de apoyo dentro del centro. Hablarlo en persona o por e-mail, si es que queremos dejar constancia de lo ocurrido. El centro deberá poner en marcha el protocolo de actuación contra el acoso escolar. Si el centro no está actuando bien dirigirnos a instancias superiores, como el servicio de Inspección Educativa. También podemos orientarnos a través del Ministerio de Educación (Tf. De denuncias de acoso. 900.018.018). Y, si es muy grave acudir a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (Policías autonómicas y municipales).

Protocolo contra el acoso. Fuente: Save the Children.

Acciones a evitar contra el bullying.

Quitar importancia a la agresión, justificarla, culpabilizarle, que devuelva la agresión, amenazarle porque no se haya defendido o adoptar medidas por nuestra cuenta.

Vivimos en una sociedad incomunicada de manera auténtica, y muy infantil emocionalmente. En ella se intenta anular la diferencia que todos llevamos dentro. Hay un miedo social a la diferencia, y así funcionan también los niños. El bullying se produce por un mal manejo de la agresividad , de la frustración y del mundo emocional. La autoestima está baja en los tres protagonistas de la agresión: el agresor, el agredido y los testigos, ya que si educásemos individuos sólidos emocionalmente ninguna de estas situaciones de daría. Es necesaria la prevención en formación de género (parece que las mujeres tenemos un mayor calado con mensajes de empatía, pero que los hombres siguen anclados con el viejo modelo de que para ser un hombre hay que ser violento. Educar a los niños para que sean personas, no machos). Resultaría del todo necesario introducir asignaturas de carácter obligatorio en las aulas para trabajar el mundo emocional de los niños y niñas y enseñarles a que se comprendan a ellos mismos. Educar en Inteligencia Emocional, comunicación auténtica, empatía valoración de la diferencia y respeto.

Juani Velilla Montes,  maestra, pedagoga y autora de literatura infantil, nos recomienda varias lecturas para trabajar el tema del acoso escolar con los más pequeños:

Libros para niños contra el acoso escolar.
Libros para niños contra el acoso escolar.

 

La violencia hay que erradicarla de las aulas en todas sus variantes, tanto físicas como psicológicas, y sustituir este tipo de confrontación por discusión de las diferencias. Poner en el lenguaje constructivo lo que ahora se maneja a través del cuerpo o mediante palabras hirientes. Así ayudaremos a evitar futuros adultos rotos. Pero para ello, en España, debería cambiar radicalmente el paradigma educacional, y por desgracia ese momento lo veo aún lejano. En países como Finlandia se han desarrollado protocolos como el “Programa Kiva”, de actuación que han mostrado ser muy eficaces contra el acoso escolar. Mi deseo es que tomemos ejemplo de nuestros amigos escandinavos e implementemos medidas eficaces a no mucho tardar.

Ana María Fuentes Alcañiz

Psicóloga Infantil

 

Fuentes:

Fundación Mutua Madrileña.

Fundación ANAR.

Save de Children.

Aumentar la autoestima de nuestros hijos a través de los cuentos

La autoestima y los cuentos infantiles

Esta serie de artículos acerca de emociones y situaciones concretas (La autoestima, el bullying, los miedos y las mentiras) nacen de la oportunidad que me brindan una serie de encuentros con padres y madres del Colegio Miguel Delibes, en Madrid, y como les prometí,  les transmito  la información principal con la que trabajamos. En estos artículos trataré de resumir lo expuesto en dichos encuentros, que versan sobre como ayudar a estos padres y madres (la realidad es que fueron madres, más que padres. Aún seguimos delegando como especie el cuidado de los hijos en las madres) a guiar a sus hijos en estas situaciones concretas uniendo psicología con cuentos determinados, para cada una de estas situaciones o escenarios. Estos cuentos fueron cuidadosamente escogidos por mi compañera, pedagoga, maestra y autora de literatura infantil Juani Velilla Montes, profesora en dicho centro. La esquematización del contenido responde a lo expuesto en este primer encuentro.

¿Por qué es necesario el contar cuentos a nuestros hijos?

Los cuentos son importantes para el desarrollo del ser humano, desde los niños hasta los adultos. Cuentos de hadas, mitos y  fábulas han acompañado al ser humano desde su nacimiento como especie con capacidad simbólica. Estas historias nos han ayudado a encontrar modelos  y ejemplos a seguir, a darle sentido a nuestros miedos, a encontrar el coraje que nos faltaba y a comprendernos a nosotros mismos y a lo que nos rodeaba. Con los cuentos vivíamos en la piel de un héroe o de un personaje corriente, como nosotros, maneras diferentes de enfrentar el mundo. Con ellos nos identificábamos y sufríamos, haciendo más fácil el procesar acontecimientos vitales y el comprendernos.

Ahora ya no se cuentan apenas cuentos de hadas, una lástima, dado la gran riqueza simbólica que estos contienen, capaz de hacer que comprendamos y tomemos consciencia a diferentes niveles psíquicos y de un modo más profundo. Por esta razón animo a que madres y padres retomen la lectura de cuentos de hadas, ya que ese lenguaje y esos personajes, aunque complejos y alejados de la realidad, tienen una gran riqueza simbólica, la cual ayudará enormemente a un desarrollo sano de nuestros niños y niñas. Hoy en día predominan los cuentos de temática y argumento más sencillos, de corte más racional (como la época que nos ocupa), los cuales también les ayudan, de un modo más práctico a enfrentar dificultades de su día a día.

Se escoja el cuento que se escoja, animo a los padres y madres a que lean con sus hijos, aún cuando ya puedan leer solos, ya que la lectura compartida es, como veremos más adelante, mucho más que lectura.

¿En qué puede beneficiar a mi hijo la lectura de cuentos?

Los cuentos ayudan a desarrollar la imaginación y el lenguaje, estimulan la capacidad simbólica, fomentan lazos más fuertes con la co-lectura, fomentan el  aprendizaje ante dificultades vitales, crean futuros lectores, aumentan la confianza en los pequeños, aumentan su autonomía, amplían la empatía y capacidad de escucha, mejoran la atención. Leer humaniza.

De manera esquemática voy a exponer los puntos tratados en este primer encuentro que versaba sobre la autoestima.

Presento una selección de cuentos actuales infantiles para abordar el tema de la autoestima con los pequeños, seleccionados por Juani Velilla Montes.

Cuentos para mejorar la autoestima

¿En qué consiste una buena autoestima?

Consiste, entre otras muchas cosas, aprender a colocar internamente estados afectivos y comprenderlos, saberse querido, saberse merecedor de afecto, no tener miedo a perder el afecto de los demás por ser como uno es, poco miedo al fracaso (aquí venimos a jugar :-))), sentirse libre para intentar  acciones nuevas, sentirse seguro, expresarse pon libertad pero con límites o poder respetarse a sí mismo y respetar al otro.

ayudándolos a encontrar su individualidad como personas les ayudamos a crear una buena autoestima.

Es importante ayudarlos a descubrir que les hace únicos. Lo que les hace diferentes y originales, humanos, es lo que les permitirá competir realmente en el  futuro mundo adulto. Un mundo dominado por personas iguales incapaces de encontrar nuevas y originales  soluciones a los problemas.

Personas que piensen como humanos  es lo que necesitamos.  En un futuro no muy lejano tendremos que competir con máquinas, y eso a nivel intelectual es imposible. Tendremos que hacer uso de lo que nuestra condición humana nos ofrece para tener cabida en este mundo. Curiosamente las humanidades han ido en detrimento de las ciencias en el desarrollo curricular de la educación en todas las edades a nivel mundial. Bajo mi punto de vista esto debería ser corregido  lo antes posible, ya que estamos perdiendo mucho talento que podríamos estar utilizando en configurar otro mundo más realista lo antes posible.

Esto es lo que ya buscan  las empresas. Personas que puedan explotar su humanidad y su creatividad, y ofrecerles soluciones originales y novedosas.

Una mala autoestima puede conseguirse si:

Comparo mucho a mi hijo “Pepito saca mejores notas, se porta mejor.” “A ver si aprendes de tu hermano”; le señalo en exceso lo negativo; no le señalo lo positivo; generalizo “Siempre haces lo mismo.” “Eres un desastre.” “No vas a cambiar; retiro el afecto si no se portan como queremos.

 

Hablar en positivo construye.

Cómo conseguir una buena autoestima en mi hijo:

Creyendo de corazón que ellos pueden y son capaces: Lo que no te creas de verdad no se lo vas a poder transmitir, inconscientemente el mensaje será el que tú de verdad creas; permitiendo el cambio: “Esta vez no te salió bien, pero la próxima te saldrá mejor. Aprendamos juntos que es lo que ha pasado esta vez.” (Evita los “siempre” y “nunca”, utilizando el refuerzo positivo: Hacérselo notar  cuando lo haga bien y alabarle; utilizando poco el refuerzo negativo: Decirle poco las veces que lo hace mal, ofreciéndole alternativas: “A lo mejor podrías hacer esto de este otro modo” Vs “Esto lo has hecho mal”.

Buena autoestima en niños y adultos

Cómo nos vinculamos con nuestros hijos:

La autoestima de nuestros niños y niñas depende en gran medida de la calidad del vínculo que tenemos con ellos. Me gustaría que nos podamos plantear con honestidad estas preguntas:

  • ¿Para qué hemos tenido a nuestros hijos? Contestarse a sí mismo esta pregunta de manera honesta.
  • ¿Es positivo para ambos el vínculo?
  • ¿ Estoy proyectando frustraciones mías es ellos?
  • ¿Les estoy dejando que sean ellos mismos o les estoy imponiendo un modo de ser?
  • ¿Paso tiempo con ellos en exclusiva y les presto atención
  • ¿Hablo bien de ellos a otras personas y a ellos mismos, o les critico?
  • ¿Confío en ellos, en sus capacidades, o pienso que sin mi ayuda no conseguirán nada?
  • ¿Les ayudo a ser independientes, o contribuyo a que sean dependientes de mi? (Preguntarnos el por qué, si es una necesidad nuestra.)
  • ¿Les doy afecto, cariño y amor? ¿Les toco, abrazo y les digo que los quiero con frecuencia?
  • ¿Ayudo a que desarrolles su imaginación (leer, dibujar, construir, etc), o por el contrario pasan muchas horas delante de pantallas?

Cómo vincularnos de un modo sano con ellos:

– Importancia de reconocerles como personas en formación a las que debemos respetar, no como algo nuestro . No son tontos, no son nuestros, son niños y están aprendiendo. (Artículo)

Hablar  con ellos y escucharles de verdad. Su mundo es muy interesante, y no sólo les ayudamos a ellos, si les dejamos, ellos nos enseñan otro modo de ver el mundo.

– Estar y hablar con ellos pasando tiempo libre de manera genuina. No vincularnos exclusivamente a través de la obligaciones y los deberes.

Compartir tareas domésticas, salir a comprar el pan y a hacer recados. Permitirles de verdad que nos ayuden dependiendo de su capacidad.

– No cargarnos con todo lo de la casa. Ellos también viven ahí y debemos ayudarles a que hagan su parte en casa. Por ellos y por nosotros.

Consejos para conseguir una buena autoestima en nuestros niños y niñas:

Realización de tareas domésticas que les hagan tener responsabilidades y tomar consciencia de que ellos solitos pueden.

Reducción al mínimo de minutos ante pantallas. A nivel cerebral en esta generación de futuros adultos aún ni se sospechan los cambios que va a haber debido a esto ni que consecuencias tendrán. En este artículo profundizo en el concepto e indico tiempos de exposición recomendados por la principales asociaciones de neuropediatras a nivel mundial. Adelanto que son pocas horas 😉 Y en este otro abundo en la idea de la sobre exposición a la información que sufren los pequeños.

Aumento del juego libre, en el exterior o en casa. Utilización de elementos poco estructurados, como cajas de cartón, colores, cintas, legos, etc .

Co-lectura y lectura en solitario de cuentos responsables con la psique de los niños y de las niñas.

Hablar  en familia de cómo les ha ido el día a cada miembro de la familia.

Hablar con ellos y escucharlos de verdad. Tienen cosas interesantes que decirnos, escuchémosles.

Pasar tiempo con ellos no basado en tareas escolares.

– Nuestra labores acompañarlos, pero han de andar el camino ellos.

– Ayudarles con sus cosas si lo necesitan, no hacer las cosas por ellos. Estaríamos fomentando individuos que creen que no pueden, cuando no es cierto, SÍ PUEDEN.

Y acabo con un bellísimo poema de Kahlil Gibran, gran poeta libanés. Este poema para mi resume en que consiste ser padre o madre. En unas cuantas frases toda la sabiduría del mundo. Así es la poesía. Espero que os ayude a repensar esta ardua y hermosa tarea que como madres y padres tenéis entre manos. Ánimo, conseguiréis ser el arco que sujeta la flecha, y os asombraréis cuan alto y lejos llega.

psicologo moncloa
Khalil Gibran. Tus hijos no son tus hijos. Psicologo Moncloa.

 

Con todo mi cariño.

Ana  María Fuentes Alcañiz

Psicóloga  Infantil

PSICOANÁLISIS Y VIDA. Mi perfil de Facebook

Psicoanalisis y Vida Facebook

Psicoanálisis y Vida

“Psicoanálisis y Vida”es un sitio de Facebook. creado para la divulgación de material que ayude a pensar y reflexionar por caminos diferentes a los transitados de manera ordinaria. Porque los medios de comunicación nos bombardean de manera masiva y nos dificultan tener espacios de pensamiento diferentes. En definitiva nos dificultan tener espacios de pensamiento propiamente dichos, ya que nuestra atención está permanentemente puesta fuera de nosotros, viéndose bloqueada nuestra capacidad para soportar el vacío, porque siempre tenemos la cabeza llena de estímulos. Nos dificulta el generar nuevos, genuinos y originales pensamientos

Porque somos originales

Cada día me gusta más publicar entradas en el perfil de Facebook Continuar leyendo “PSICOANÁLISIS Y VIDA. Mi perfil de Facebook”